Primera B

El desahogo de Pablo Caballero tras otra decepción de Cobreloa

El volante uruguayo, capitán de los "Zorros del Desierto", hizo una autocrítica por no lograr con el ansiado objetivo de devolver al cuadro naranja a la élite del fútbol chileno. ¡Acá más detalles!

Pablo Caballero (Uruguay | 33 años) fue el capitán de Cobreloa durante la temporada 2020 de la Primera B.(PEDRO TAPIA/PHOTOSPORT, Photosport Chile)

Pablo Caballero (Uruguay | 33 años) fue el capitán de Cobreloa durante la temporada 2020 de la Primera B. | PEDRO TAPIA/PHOTOSPORT, Photosport Chile

En abril de 2015, Cobreloa firmó el primer descenso de su historia. Y en la edición 2020 de la Primera B nuevamente no pudo conseguir el tan anhelado objetivo de regresar a la máxima categoría del fútbol chileno, toda vez que se quedó sin chances de entrar en la Liguilla de Ascenso, la última oportunidad que tenía para cumplir esa meta esta temporada.


Y el capitán de los "Zorros del Desierto", Pablo Caballero, fue muy autocrítico para hacer el balance de la campaña, aunque todavía les resta cerrar la participación en el torneo, pues el 17 de enero desde las 10 de la mañana visitará a Deportes Temuco, cuadro que todavía conserva una mínima chance de acceder a la postemporada. 

"Ninguno de nosotros cumplió con las expectativas. No se perdió el año ahora, fue en esos partidos donde dejamos escapar puntos en casa que no estaban en los cálculos de nadie y nos terminaron pasando la cuenta", afirmó el volante uruguayo en una conversación con El Mercurio de Calama. Y aludió directamente al compromiso contra Melipilla y ante Deportes Puerto Montt, donde obtuvieron dos puntos de seis posibles en condición de local. 

Pero el charrúa de 33 años no se quedó con eso. "Salvo ese partido con Deportes Valdivia, no le encontramos la vuelta. Contra Rangers y Ñublense se vio lo mejor de nuestro equipo porque fueron rivales que salieron a jugar. Cuando se nos metieron atrás, nos costó. Y esa es responsabilidad de quienes estamos en cancha", sostuvo el jugador, quien llegó al norte de Chile desde el Liverpool de Uruguay. 

Comentarios