Campeonato Ascenso

El arquero chileno que fue seleccionado de Argentina

Pablo Heredia sumó sus dos primeros partidos en San Luis de Quillota, donde llegó este año tras una temporada sin jugar en Unión La Calera. Tuvo varias citaciones a la Sub 20 de la Albiceleste. 

Avatar del

Por J. Rubio O.

Pablo Heredia suma 164 minutos en el arco de San Luis Quillota en 2020.

Pablo Heredia suma 164 minutos en el arco de San Luis Quillota en 2020.

Corría el minuto 12. Magallanes y San Luis de Quillota igualaban sin goles cuando Omar Carabalí tocó el balón con la mano, pero fuera del área. Tarjeta roja directa. Pablo Heredia reemplazó a Rodrigo Castro y, de paso, debutó oficialmente en el fútbol chileno. "Entrar por urgencia siempre es difícil, pero después me adapté", le cuenta el golero argentino-chileno de 29 años a CDF.cl. 

En su segundo juego, el nacido en Río Grande fue clave para el empate de los "canarios". En los últimos minutos, le ganó un pie a mano a Eduardo Pucheta. "Saber que vas a jugar el fin de semana te hace redoblar las expectativas. No fue un buen partido nuestro, pero conseguimos un buen punto ante un rival (Deportes Copiapó) que juega bien", dijo el portero, quien optó a la doble nacionalidad gracias a su abuelo materno. 

Pero, ¿cuál es la historia de este golero que vive su segundo año en Chile? Llegó al país para reforzar a Unión La Calera, pero entre Augusto Batalla y Lucas Giovini jugaron todos los partidos de 2019. "No jugar se complica, más en este puesto. Me costó al principio, pero después lo tomé como una preparación. Fui, dentro de todo, un poco egoísta y me preparé para el futuro. Más allá de no tener minutos, el saldo fue positivo", contó el guardavalla, quien usa pantalón largo, una costumbre que heredó de su experiencia por el fútbol de salón. 

Pero tiene una vasta trayectoria en el profesionalismo. Formado en Belgrano de Córdoba, Heredia pasó por la Selección Sub 20 de Argentina, donde fue dirigido por Sergio Batista, uno de los nombres que últimamente fue vinculado con Colo Colo. "Fue una muy linda experiencia. Al principio me sorprendió, pero lo disfruté mucho. Fuimos a varias giras, una de ellas a Corea del Sur. Coincidí con Franco Vázquez, que en ese momento era mi compañero (N. de la R: hoy milita en el Sevilla de España). También estaba Eduardo Salvio, Franco Di Santo, Patricio Rodríguez, entre otros", revela el golero de un metro y 84 centímetros. 

En el "Pirata" cordobés, Heredia vivió una de sus grandes decepciones. En su debut internacional por el club, en la segunda ronda de la Copa Sudamericana 2015, fue expulsado a los 19 segundos del encuentro frente a Lanús. "Fue un momento duro, terrible, una decepción. Estaba casi toda la ciudad ilusionada por la competencia. Yo también, competir internacionalmente con el club que me formó y me dio todo, fue uno de los peores momentos de mi carrera. Esa sensación de impotencia fue muy fea", relató el guardavalla, quien también jugó en Central Córdoba de Santiago del Estero. 

Vuelve a su presente, aislado con su mujer y su hija en el departamento donde viven, espera que todo se solucione para bien con el coronavirus. Y está listo para pelear el puesto con Carabalí. "Me tocó jugar, pero nadie te asegura lo mismo. Hay que seguir en este camino". Una ruta que, por ahora, deberá esperar el regreso a la competencia. 

Comentarios