Imagen ilustrativa sobre TNT Sports

Vive el fútbol chileno, estés donde estés.

SUSCRÍBETE
Polideportivo

La historia del 10 perfecto: Nadia Comăneci en los Juegos Olímpicos de Montreal 1976

La gimnasia nunca volvió a ser la misma tras la aparición de Nadia Comăneci y su 10 perfecto, que paralizó a todos en los Juegos Olímpicos de Montreal. ¡Lee más acá!

Por Mari Muñoz Salazar

Nadia Comăneci. Un nombre grande para los seguidores de la gimnasia, ya que desde su aparición hasta la fecha, sigue siendo una de las figuras que provocó un antes y un después en aquel deporte tan disciplinado.

Fue una pequeña Nadia de tan sólo 14 años la que causó una fuerte irrupción cuando hizo el primer 10 perfecto de la historia, dejando impresionado a todos los jueces, deportistas y espectadores de los Juegos Olímpicos de Montreal 1976.

¡SIGUE TODOS LOS DUELOS DEL CAMPEONATO PRIMERA 2024 EN ESTADIO TNT SPORTS! No te pierdas ningún partido y míralos todos en vivo suscribiéndote AQUÍ

Debe activar el uso de Cookies Sociales para ver el contenido.

La fecha fue el 18 de julio de 1976, donde Comăneci se subió a las barras asimétricas para realizar una rutina perfecta, la cual sorprendió incluso al marcador que entregaba su calificación, la cual no estaba preparada para digitar el número 10, por lo que tuvo que escribir el 1,00 en su lugar.

"El hecho de que el marcador no pudiera mostrar el 10 hizo que la situación fuera más dramática", afirmó la propia gimnasta unos años después al revivir el momento que cambió su vida para siempre, convirtiéndola en una figura de interés.

Esto, ya que en un mundo que se encontraba marcado por la Guerra Fría, el triunfo de Comăneci era importante, debido a que provenía de Rumania, país que estuvo ocupado por la Unión Soviética y se encontraba bajo un gobierno socialista.

Debe activar el uso de Cookies Sociales para ver el contenido.

Así, tras su 10 perfecto y otros tantos triunfos en los Juegos Olímpicos, el dictador Nicolae Ceaușescu recibió a la joven con los brazos abiertos, utilizándola como elemento propagandístico para su país y su ideología.

Pero Comăneci, a pesar de que en los siguientes juegos no dejó de representar la bandera de su país, ansiaba ser libre y lejos de una represiva Rumania que la mantenía vigilada, luego de sus entrenadores Béla y Marta Károlyi huyeran en una gira por Estados Unidos, buscando asilo en el país.

Aquello sucedió tras su retiro y con una carrera como entrenadora. A tan sólo días de la caída del gobierno de ese momento, la gimnasia cruzó la frontera de Rumania y pidió asilo estadounidense.

Debe activar el uso de Cookies Sociales para ver el contenido.

Lo más Visto