Nacional

La gran lección que el celeste Luis Pedro Figueroa aprendió con Guede

En una conversación con Pelota Parada, el recién retirado jugador de 38 años confesó que en ningún lugar se sintió más pleno que en O'Higgins y que sacó una gran enseñanza en el inicio de su segundo ciclo en Colo Colo. 

El mejor y el peor momento de Luis Pedro Figueroa en su carrera profesional

En plena temporada, Luis Pedro Figueroa comunicó una decisión que maduraba hace tiempo: el polifuncional futbolista de 38 años le puso punto final a su carrera profesional. Y en un diálogo con Pelota Parada, "Lupe" repasó la parte más dulce de esa trayectoria, pero también su época más amarga. 

"Y el momento más especial fue en O'Higgins, se vivieron muchas cosas especiales, la muerte de los hinchas, tuvimos un accidente de Serena a Rancagua que pudo haber sido trágido después de haber perdido un torneo por penales. Son cosas que te hacen pertenecer emocionalmente a un club. Fue donde me sentí más pleno en mi etapa como futbolista", sentenció el oriundo de San Pedro de la Paz, quien fue parte del plantel que logró el único título del "Capo de Provincia" en la Primera Dvisión. 

Justamente después de su exitoso paso por los celestes, Figueroa sintió el sabor agrio. Fue en Colo Colo, donde tuvo dos ciclos. "Por un tema que no logré ponerme físicamente, hubo un tiempo en Colo Colo que no estuve bien. Cuando llegué de O'Higgins no me preparé como debí después de mi operación de rodilla y eso implicó que mi rendimiento bajara. Sí sé que en el ambiente del fútbol pasa que le hacen bullying un poco a un jugador. Cualquiera habla sin sentido ni considerar que el futbolista también tiene familia", manifestó el ex Universidad de Chile, Cobreloa y Palmeiras, entre otros clubes. "Esos tres o cuatro meses mi rendimiento no fue bueno, pero pude darle vuelta la mano a eso cuando llega Pablo Guede", agregó. 

Eso sí, para LPF quedó una enseñanza perpetua gracias al DT trasandino que tuvo en el Cacique. "Fue uno de los poquitos entrenadores que me dijo a la cara que me buscara otro equipo. No salió nada y gracias a eso pude entender que hay momentos donde uno tiene que darle la vuelta la mano a esto, que a veces uno quiere arrancar o escapar de ciertas cosas. Fue un momento malo, pero a la vez bueno porque me ayudó muchísimo", cerró Luis Pedro Figueroa. 

Comentarios