Nacional

Las confesiones de Gustavo Poyet tras la victoria de la Universidad Católica

El entrenador uruguayo asumió dos cosas después de que sus dirigidos lograran el triunfo frente a Ñublense en Chillán. ¿Qué dijo? ¡Acá los detalles!

Según sus propias palabras, Gustavo Poyet no lo pasó tan bien en la visita de Universidad Católica a Ñublense.(JAVIER VERGARA/AGENCIA UNO, JAVIER VERGARA/AGENCIA UNO)

Según sus propias palabras, Gustavo Poyet no lo pasó tan bien en la visita de Universidad Católica a Ñublense. | JAVIER VERGARA/AGENCIA UNO, JAVIER VERGARA/AGENCIA UNO

Gustavo Poyet no la pasó tan bien en el estadio Bicentenario Nelson Oyarzún Arenas. Probablemente porque debió hacer dos sustituciones obligadas en la primera parte del juego. Y también porque Ñublense le creó varias situaciones de gol, aunque chocaron con el siempre regular Matías Dituro.


"Sufrí mucho más hoy que en la final del otro día. Es raro", afirmó el entrenador uruguayo de la Universidad Católica. Esa fue una de las confesiones que hizo el charrúa de 53 años al cabo de la victoria de sus dirigidos en el Duelo de Campeones, algo que también llamó su atención.

"Este es un partido muy interesante, no lo había vivido nunca en ningún país del mundo: el campeón juega de visitante contra el equipo que sube. Y eso crea el plus en el equipo rival. Es atractivo, pero tienes que acostumbrarte", sostuvo el ex adiestrador del Real Betis de España. Aunque también reconoció que los dos cambios obligados alteraron parte de la planificación, aunque suene obvio decirlo.

Aquella parte del plan tenía que ver con el "Enano". ¿Qué dijo Poyet respecto de ese tema? "No sé cuántas veces al año uno empieza un partido y antes de los 30 minutos haces dos cambios, con las reglas nuevas eso te ata de pies y manos y hay que tener mucho cuidado con lo que se hace con los cambios siguientes. Estaba convencido de que Diego Buonanotte tendría una oportunidad buena. Menos mal que no se lo dije antes, se dieron las dos lesiones. Es complicado cuando uno le promete algo al jugador y luego no se lo puede cumplir", expresó el otrora volante del Chelsea de Inglaterra y también de la Selección de Uruguay. 

Pero "Gus" no se quedó con eso. También lanzó una especie de declaración de principios relacionada con la manera de cerrar el encuentro. "Le pedí al equipo que quería que no nos metieran goles. No me gustan los 4-3, 3-2, 5-4 o partidos así, significa que hay un desbalance", cerró el ex adiestrador del Girondins de Burdeos de Francia. 

Comentarios