Nacional

El testimonio de "Dinho" tras un mes en prisión

El ex crack del Barcelona conversó con un medio paraguayo y reveló su sensación al enterarse que debía ir a prisión por uso de documentos ilegales en aquel país. "Nunca imaginé que pasaría por una situación así", afirmó. 

Ronaldinho recibió a tres periodistas en el salón del hotel en el que cumple arresto domiciliario.

Ronaldinho recibió a tres periodistas en el salón del hotel en el que cumple arresto domiciliario.

Ronaldinho sigue con los líos judiciales en Paraguay. Si bien el ex jugador brasileño cumple arresto domiciliario en un hotel con muchas comodidades, aún no goza de libertad plena. De todas maneras, en el lobby de su provisorio hogar, atendió al diario ABC de aquel país para hablar, entre muchas otras cosas, de lo que vive desde el 5 de marzo, cuando fue detenido junto con Roberto Assís da Moreira, su hermano y agente, por intentar ingresar a suelo guaraní con documentos ilegales. 

"Todo lo que hacemos es en virtud de contratos gestionados por mi hermano, que es mi representante. Vinimos para participar del lanzamiento de un casino online, tal como se especificaba en el contrato para el lanzamiento del libro Craque a Vida, organizado con la empresa de Brasil que tiene los derechos para explotar el libro en Paraguay", explicó "Dinho" en una conversación con dos periodistas y una periodista del citado medio. "Quedamos sorprendidos al saber que los documentos no eran legales. Y desde entonces colaboramos con la justicia", complementó el gaúcho. 

Esa situación empeoró cuando el 5 de marzo fue encarcelado. Estuvo poco más de un mes tras las rejas e incluso cumplió 40 años en el recinto penitenciario. "Fue un golpe duro. Nunca imaginé que pasaría por una situación así. Toda la vida he buscado llevar alegría con mi fútbol", manifestó el campeón del mundo con Brasil en 2002. 

De todas maneras, pese a eso, en la prisión llegó incluso a disputar y ganar un torneo de fútbol, en el que ganó un chancho que luego sería un asado, seguro el premio más atípico de todos los que conquistó. "Todas las personas que vi en la Agrupación Especializada (nombre del lugar) me recibieron con amabilidad. Jugar a la pelota, firmar autógrafos, sacarme fotos y sonreír es parte de mí. No tendría motivo para dejar de hacerlo, más en un lugar donde hay gente que lo está pasando tan mal como yo", cerró el carismático ex jugador, quien mediante sus abogados solicitó no responder preguntas referentes al proceso judicial que sigue en curso, petición que fue aceptada. 

"Todas las personas que vi en la Agrupación Especializada me recibieron con amabilidad. Jugar a la pelota, firmar autógrafos, sacarme fotos y sonreír es parte de mí. No tendría motivo para dejar de hacerlo, más en un lugar donde hay gente que lo está pasando tan mal como yo".

Comentarios