Nacional

Ángel Carreño, el futbolista que lo perdió todo

Ángel Carreño, quien jugó en Colo Colo, Palestino y Universidad Católica, entre otros clubes, contó en una entrevista que invirtió mal su dinero y llegó una deuda de varios millones de pesos. "Tengo que empezar de cero", dijo. 

Ángel Carreño jugó para ocho equipos en su carrera profesional: Deportes La Serena, Colo Colo y la Universidad Católica fueron algunos de ellos.

Ángel Carreño jugó para ocho equipos en su carrera profesional: Deportes La Serena, Colo Colo y la Universidad Católica fueron algunos de ellos.

"El fútbol es lindo. A veces veo un gol que hago y me siento bien, pero pasa. Me retiré con 40 palos en el bolsillo y uno cree que es harto. Pero no es nada. Lo perdí todo". Esta es parte de la declaración que Ángel Carreño hizo en una entrevista con Las Últimas Noticias. 

El volante central que vistiera las camisetas de Colo Colo, Universidad Católica, Palestino, Unión La Calera y Deportes La Serena, seis de las ocho que defendió, reveló que no le queda nada del dinero que ganó. De hecho, se desahogó en su cuenta de Twitter en un texto que tituló "Confesión de un ex futbolista". 

"También tenía un departamento en Santiago y una casa en La Serena. Tuve una deuda de 300 millones y digamos que ahora voy a partir de cero. Sólo tengo las 100 lucas que me devolvió la operación a la renta", contó el "Rockero", quien es comentarista deportivo radial en La Serena, donde también juega en ligas amateur. 

De todo esto, por supuesto que tiene una lección grande. "No le echo la culpa a nadie. Pensé que estaba preparado para el retiro, pero se revienta la burbuja del fútbol y uno pasa a ser un cabro recién salido de cuarto medio con 40 años. No sabía hacer una factura, para qué es una boleta o ni siquiera hacer una fila. En el club todo te lo hacen, hay mucha comodidad y muchas veces el jugador ni lee lo que firma. Quiero hacer un proyecto gratis para enseñar cómo es el post-fútbol", reconoció Ángel Carreño. 

"No le echo la culpa a nadie. Pensé que estaba preparado para el retiro, pero se revienta la burbuja del fútbol y uno pasa a ser un cabro recién salido de cuarto medio con 40 años".

Comentarios