Nacional

El día que empezó el declive de Salas en Colo Colo

El entrenador nunca terminó de afiatarse con el plantel albo, en especial con los futbolistas más experimentados. La salida de Agustín Orion, a mediados de 2019, marcó su relación con el grupo. Sobre el final de su estadía en el Monumental, sumó discusiones y cuestionamientos entre sus propios jugadores.

Avatar del

Por F. Contreras y J. Rubio

El 24 de julio del año pasado comenzó el declive de Mario Salas al interior de Colo Colo. En especial en su relación con los referentes. Ese día, el club albo anunció la salida del argentino Agustín Orion quien, pese a aducir "motivos personales", se marchó de la institución por sus entreveros con el DT, quien le dijo explícitamente que no sería titular a partir del segundo semestre de 2019.

El meta compareció ante los medios en una rueda de prensa que quedó en la historia, pues contó con la presencia de todos los referentes del equipo albo, quienes se cuadraron junto al trasandino, tomando indirectamente partido en contra del estratega. O al menos dando una señal contundente.

De ahí en más la relación no volvió a ser la misma. Los jugadores más experimentados nunca quedaron conformes con las explicaciones del DT sobre la salida del arquero y la relación se partió irreparablemente. Un antes y un después.

Luego de eso, el ahora ex director técnico hizo lo que pudo para sacar del equipo a quienes le hacían contrapeso. Así se explican las salidas de Jorge Valdivia y Jaime Valdés; la de este último con más polémica, pues se lanzó en contra del técnico, cuestionando su metodología de trabajo y hasta sus enseñanzas. 

Pese a todo, el peso de los referentes nunca dejó de molestarle al adiestrador y, en este 2020, siguió sumando controversias. Julio Barroso, de hecho, lo enfrentó a vista y paciencia del plantel en el entretiempo del partido ante Audax Italiano, en la que fue la segunda de las cuatro caídas que sumó en las últimas semanas. En la instancia, el defensor le cuestionó la propuesta y le pidió, a los gritos según los testigos, que buscara una fórmula para sacar adelante al equipo.

El cruce con Barroso no fue el único, sin embargo, pues también se entreveró con Pablo Mouche, quien se mostró siempre como uno de los elementos más críticos del equipo respecto de la labor del adiestrador.

Colo Colo anunció la salida de Salas, fundamentándola en los malos resultados dentro de la cancha. Su distancia del plantel, no obstante, lo venía condenando hace tiempo. Después de poco más de un año, el "Comandante" dice adiós del Monumental y ahora tiene un futuro incierto.

Comentarios