Nacional

El día en que el soñador y el sueño se encontraron

Torneo de Apertura 2013: un recuerdo inolvidable para O'Higgins y toda Rancagua. El equipo de Eduardo Berizzo supo bordar la única estrella del escudo celeste.

Avatar del

Por Fernando Contreras

O'Higgins se coronó por primera y única vez en el Torneo de Apertura 2013.

O'Higgins se coronó por primera y única vez en el Torneo de Apertura 2013.

El 10 de diciembre de 2013 es un día que los fanáticos de O'Higgins no podrán olvidar. En Momentos Épicos de CDF recordamos esa fecha, que es cuando el equipo de Rancagua alzó por primera vez el título de campeón de la Primera División, después de vencer a la Universidad Católica en un duelo de definición tras finalizar la competencia igualados en puntaje.

Los de la Sexta Región iniciaron el campeonato con altibajos, pero rápido comenzaron a hacerse fuertes. Tras encontrar regularidad e identidad, los de Eduardo Berizzo se volvieron un rival complicado en cualquier cancha y llegaron hasta el final del certamen peleando la punta con los cruzados.

La obtención del título en sí, sin embargo, podría dividirse en dos episodios. Primero, la última fecha. Y es que el duelo que jugaron ante Rangers, en Talca, en la jornada final de la competencia tuvo tintes épicos tan imborrables como el mismo título. Los rancagüinos lograron sobreponerse a sus propios nervios y falencias para revertir el marcador dos veces, y quedarse con una victoria memorable por 4-3, con un tanto de penal de Pablo Calandria en el último minuto del encuentro. De infarto.

La efervescencia celeste duró los dos días que duró también la espera entre ese juego en Talca y la final en Santiago. Un compromiso apretadísimo en el Estadio Nacional, que se definió con una furtiva aparición de Pablo Hernández en el área estudiantil, durante el primer tiempo. El gol del "Tucu" fue, a la postre, definitivo. Válido por una vuelta olímpica que quedará para siempre en los libros de historia del equipo sureño.

Una coronación que, además, contó con una fuerte cuota de emotividad. Y es que, en febrero de ese año, 16 hinchas del club perdieron la vida en Tomé, después de asistir a un compromiso del equipo en Talcahuano. Sus almas también impulsaron al plantel para ganar la copa. O al menos esa sensación quedó entre los fieles del elenco de Rancagua.

O'Higgins campeón y un recuerdo indeleble. "Hay un día en que el soñador y el sueño se encuentran. Y ese día es hoy", dijo el "Toto" Berizzo después de la consagración. Una frase que quedó para la posteridad como la definición misma de la gesta del equipo.

Comentarios