Nacional

El Clásico Universitario fue histórico en diciembre de 1962

El 29 de diciembre de ese año, Universidad de Chile goleó a Universidad Católica en un partido que, visto el escenario actual, será imposible de olvidar. ¡Acá más detalles de una jornada que le sirvió a la U para la remontada!

Avatar del

Por J. Rubio O.

El 16 de marzo de 1963, Universidad de Chile ganó el título tras vencer 5-3 a la Universidad Católica. Ese día hubo 74.163 espectadores.(En Terreno Chile)

El 16 de marzo de 1963, Universidad de Chile ganó el título tras vencer 5-3 a la Universidad Católica. Ese día hubo 74.163 espectadores. | En Terreno Chile

29 de diciembre de 1962. Estadio Nacional. Universidad de Chile y Universidad Católica jugaron una nueva edición del Clásico Universitario. Y dieron una muestra gráfica de por qué es el tradicional encuentro es el derbi con más historia de Chile. Ese día, la U goleó por 4-1 a los cruzados en los albores del indeleble Ballet Azul. Fueron, según los datos estadísticos, 85 mil 268 las personas que asistieron al reducto deportivo más importante del país. Otro registro imborrable que dejó ese año en el fútbol chileno. 


Y fueron testigos de una actuación que les permitió recortar distancias y, por qué no decirlo, el envión anímico para una celebración memorable en el corto plazo. A raíz de la realización del Mundial ese año en suelo nacional, el campeonato local recién comenzó el 15 de julio. "El torneo recién empieza para nosotros", dijo Luis Álamos, el técnico de los azules, a inicios de noviembre, cuando registraban seis victorias en los 17 partidos de la primera rueda, según documentó Edgardo Marín en su libro La Historia de los Campeones. En esos años, por cierto, cada triunfo sumaba dos puntos. 



Pero con el correr de los meses, la U se sacó de encima el cansancio que dejó el proceso que terminó con la Roja en el podio mundial. Nueve de los futbolistas del plantel adiestrado por el "Zorro" habían sido parte de la histórico tercer lugar en la Copa del Mundo. La UC llegó a aquel duelo con cinco puntos de ventaja en la tabla de posiciones. Pero los laicos redujeron el margen y celebraron, evidentemente sin saber que hasta octubre de 2020 y muchísimo tiempo más, no hubo un encuentro con más gente en las tribunas. "Casi todos los clásicos se jugaban con 80 mil personas en esa época. Había gente hasta en la pista, que en ese momento era de ceniza", recordó Carlos Campos en una conversación con AS Chile. 

En los 2', Washington Villarroel abrió la cuenta para los franjeados, que hasta 1967 jugaron de local en el Estadio Independencia. El empate de Leonel Sánchez fue casi al instante. En los 25' otra vez el zurdo se hizo presente en el marcador. Y en la media hora, Carlos Campos apareció para decretar el 3-1 como el goleador temible que fue. ¿El 4-1? Claro, el "Tanque", mediante un golpe de cabeza. 

La remontada azul terminó con una definición en marzo de 1963, pues Universidad de Chile y Universidad Católica llegaron igualadas al final del certamen. Un memorable 5-3 que hizo figura al meta cruzado, Walter Behrends, pese a haber recibido cinco goles, terminó con un festejo de los laicos, que recuerdan como un tesoro ese botín negro de Leonel Sánchez en señal de un zurdazo imparable para sellar el triunfo en los 87' y bajar la tercera estrella en la historia del club.
                                                    


 

Comentarios