Nacional

Dos cabezazos fueron demasiado

El colombiano David Montoya intentó seguir jugando, pero simplemente no lo logró. En menos de cinco minutos, el zaguero cafetero de La Serena sufrió dos sendos golpes que, al cabo de unos instantes, le impidieron continuar disputando el encuentro entre Everton y los "papayeros" en el estadio Sausalito. El compromiso terminó igualado sin goles.