Nacional

Clemente Montes, el rayo que impulsó a la Universidad Católica

El rapidísimo extremo fue clave en la primera victoria del Grupo F de la Copa Libertadores y cerró su gran noche con un golazo. 

Avatar del

Por J. Rubio O.

Clemente Montes justo después de impactar el balón dentro del arco de Nacional de Montevideo.(ANDRES PINA/PHOTOSPORT, PHOTOSPORT CHILE)

Clemente Montes justo después de impactar el balón dentro del arco de Nacional de Montevideo. | ANDRES PINA/PHOTOSPORT, PHOTOSPORT CHILE

Se jugaba la Copa Milo Mitad del Mundo Sub 17 en Ecuador. Agosto de 2019. Universidad Católica perdía ante Sporting Cristal y la eliminación era inminente. Clemente Montes fue expulsado. Y sintió una decepción tan grande que se quedó ahí, sentado, como quien deambula entre estar perplejo y explotar en llanto y hace ambas cosas en el instante para botar la impotencia. Uno de los futbolistas del equipo Sub 14 de Independiente del Valle, anfitrión y organizador del torneo, observó la escena y se acercó a él para consolarlo. Se sentó a su lado y lo abrazó. La fotografía emanada de las redes sociales de uno de los elencos de moda en Sudamérica quedó grabada en más de algún fanático cruzado.


Y pasa el tiempo, las etapas se queman. Y el rapidísimo extremo de la UC tuvo su primera gran noche en la élite del fútbol sudamericano. Corrían los 58' cuando Gustavo Poyet ordenó el ingreso del jugador que el 25 de abril cumplió 20 años. Casi un mes antes de eso, el jugador formado en las generalmente prolíficas divisiones inferiores cruzadas había tenido su estreno a nivel internacional. Esa noche, cuando Chile derrotó a Bolivia por 2-1 en El Teniente de Rancagua en el primer partido de Martín Lasarte al mando de La Roja, "Machete" le dio los últimos dos minutos del juego. Toca volver a San Carlos de Apoquindo, 5 de mayo, tercera jornada del Grupo F de la Copa Libertadores. Un zurdazo de Diego Valencia le devolvió el alma al cuerpo al tricampeón del fútbol chileno, que sufrió dos derrotas en los primeros dos encuentros. 


Pero faltaba que Montes empezara a dejar rastros de su explosivo pique, difícil de parar cuando el rival deja muchos espacios para correr contra su arco. Imposible, cuando está en sus mejores días, tal como dejó claro ante el monarca de la máxima categoría charrúa. Mathías Laborda no pudo con él. Y antes de dejar su nombre anotado en las grandes noches internacionales del cuadro precordillerano, estrelló un tiro en el poste que pudo haber sido su primer festejo en el torneo de clubes más importante de América. Aunque lo bueno, a veces, se hace esperar mucho. Y otras, sólo algunos minutos. "Una noche inolvidable, debut y vuelta al triunfo con el equipo", posteó en su Instagram durante la mañana siguiente a su primera gran prueba de calidad. 

Luego de una lucida acción personal de Marcelino Núñez, en la que el colinano apiló rivales y, cuando quien corría para defender la banda izquierda intentó cerrar el camino al arco, encontró libre a una de las nuevas cartas nacionales. El "16" se acomodó y con un derechazo muy bien dirigido al poste más alejado de Sergio Rochet. En los 89', el joven cruzado supo qué se siente gritar gol en el nivel top continental. El 4 de enero de este año, en la victoria por 3-0 ante Huachipato, se había enterado de la sensación de anotar en el Campeonato Nacional. Con Ariel Holan, vio acción en nueve partidos del torneo que significó el tricampeonato de los franjeados. Totalizó 257' en su primera campaña profesional.  

Los sinsabores también han sido parte de su tránsito como futbolista. De hecho, en octubre de 2019, en una victoria 2-1 ante Colo Colo por la Sub 19 de la UC, sufrió el corte de ligamentos cruzados. Una recuperación de ocho o nueve meses truncó definitivamente las intenciones que tenía Gustavo Quinteros de hacerlo debutar en el primer equipo. ¿Tendrá más minutos? Depende de Poyet. Pero al menos Montes jugó una gran mano como para que la respuesta sea sí. 

Comentarios