Nacional

Campeón ante el archirrival: la tanda que consagró a Colo Colo

En la final del Apertura 2006, Colo Colo y la U definieron al campeón desde los doce pasos. En esa instancia, el elenco albo rompió una sequía de cuatro años sin títulos y a costa de su clásico rival.

Avatar del

Por J. Rubio O.

Campeón ante el archirrival: la tanda que consagró a Colo Colo

Campeón ante el archirrival: la tanda que consagró a Colo Colo

Colo Colo había ganado la fase regular del Torneo de Apertura 2006. Y se deshizo de todos sus rivales hasta la final, cuando se cruzó con la Universidad de Chile, el tercero mejor ubicado al cabo de los 18 primeros partidos del campeonato. Un doblete de Matías Fernández había remontado el marcador luego de que Herly Alcázar adelantara a los azules en el juego de ida. "Es el partido que nunca olvido", le reconoció "Mati"a CDF hace algún tiempo. 

Y en el de vuelta, un solitario tanto de Luis Pedro Figueroa dejó, pese al favoritismo de los albos, que todo se definiera desde el punto penal. La U estuvo muy cerca de quedarse con la llave en los últimos minutos del partido. Esa tanda le permitió al cuadro popular levantar su 24° copa. Y, de paso, marcó el destino de Mayer Candelo en los estudiantiles. 

En el tercer penal de los laicos, y luego de que tanto a Luis Mena (CC) como a Hugo Droguett (U) les atajaran sus remates, le tocó disparar al enganche colombiano. Tuvo una idea osada. Pero no contó con la felina respuesta de Claudio Bravo. El "10" del elenco dirigido por Gustavo Huerta escogió picar el balón suavemente, tal como hizo Antonín Panenka para sellar la victoria de Checoslovaquia frente a Alemania Federal en la final de la Eurocopa 76. El portero, por muchos años capitán de la Selección Chilena, hizo una tapada inolvidable: pudo reponerse y, tras tirarse hacia el lado izquierdo, pudo saltar y desviar el balón al poste. 

La escuadra dirigida por Claudio Borghi se impuso por 4-2. Miguel Aceval fue quien desató la algarabía de Colo Colo. "La U se merecía haber empatado en el segundo tiempo. El trabajo que se hizo fue bueno", dijo David Henríquez, capitán colocolino apenas terminada la pena máxima. Cuando recuerda la proeza, el "Bichi" realza ese campeonato. "Eso no se va a repetir. Se alinearon los astros para conseguir cosas importantes. Cuando llegué, el objetivo del club era no quebrar", reconoció el campeón del mundo en México 86 hace poco tiempo. Sin duda, un momento épico.

Comentarios