Nacional

Así va la crisis de Colo Colo

El volante Gabriel Suazo desmintió el quiebre de los jóvenes con los referentes después de las negociaciones que no han llegado a un acuerdo para la reabaja de salarios. Anibal Mosa apoya a Harold Mayne Nicholls. 

Esteban Paredes protagoniza un quiebre con Harold Mayne-Nicholls.

Esteban Paredes protagoniza un quiebre con Harold Mayne-Nicholls.

En Colo Colo nada anda bien. Luego de intensas negociaciones entre los referentes, el vicepresidente Harold Mayne-Nicholls y la Dirección del Trabajo, el plantel y la concesionaria Blanco y Negro aún no llegan a acuerdo para la rebaja de los salarios. 

Las cosas están tan complicas en el equipo de Macul que hasta se ha postulado a idea de un quiebre entre los futbolistas, donde los jóvenes no estarían de acuerdo con lo que ha ocurrido hasta el minuto. Sin embargo, Gabriel Suazo sacó la voz y desmintió tal teoría. 

"Estamos hablando siempre y entre todos. Nosotros nos reunimos casi todos los días por Zoom y siempre, siempre llegamos a un acuerdo... Estamos súper agradecidos de los compañeros que van. De hecho, ellos son los más perjudicados porque dan la cara. Si hay una verdad, es que estamos agradecidos de nuestros compañeros y estamos más unidos que nunca. No hay grietas en el plantel", dijo el zurdo en La Cuarta. 

Aníbal Mosa, por su lado, desistió. "Hemos tenido cinco reuniones, hemos hecho cuatro propuestas y no veo en los representantes del plantel una disposición a bajar sus demandas extremas, sobre una baja salarial que es completamente comprensible en los días que estamos viviendo hoy en todo el mundo y Chile. Estamos en una de las peores pandemias sanitarias de los últimos 100 años y eso,  al parecer, los jugadores no lo entienden", expresó en LUN. 

"No voy a participar de ninguna mesa de negociación, porque Harold Mayne-Nicholls cuenta con todo mi apoyo y del directorio. Ha sido una función ingrata y él se ha llevado un peso importante y lo ha hecho de muy buena manera", agregó el timonel de Blanco y Negro sobre la presencia del vicepresidente, protagonista de un quiebre con Esteban Paredes. 

Comentarios