La Roja

Tema zanjado: Arturo Vidal cerró la discusión por la capitanía de La Roja

Después de varias idas y vueltas en torno al brazalete del equipo, el "Rey" aseguró que no le gustaría asumir ese rol y explicó que en el equipo hay varios que lo cumplen. ¡Acá los detalles!

Las palabras de Arturo Vidal sobre la capitanía de La Roja

El 26 de marzo, Chile venció por 2-1 a Bolivia en un amistoso jugado en El Teniente de Rancagua. Aquel día, fue el primer partido de Martín Lasarte como seleccionador de La Roja. Aquel día, también, Claudio Bravo portó la jineta de capitán. El encuentro fue seguido atentamente desde Italia por Arturo Vidal, quien publicó su enojo justo después de oficializado que el portero volvería a tener el brazalete. 

De todas maneras, el "Rey" explicó que su enojo tenía que ver con lo tarde que se jugó, con lo que dio a entender que se le dificultó seguir la transmisión por la diferencia horaria. Muchos, en cambio, pensaron que era una muestra de su descontento porque el golero del Betis de España se había hecho otra vez con la jineta. 

Pero en una conversación con TNT Data Sports, el todoterreno centrocampista chileno zanjó esa discusión. "Se dio en ese partido, pero no se sabe quién será el capitán. Y si es Claudio, bienvenido sea. Lo importante es la Selección. Si viene después Alexis, si soy yo, no me gustaría ser capitán. No es un tema, tengo mi personalidad, sé lo que doy, sé lo que peso en el camarín y en la cancha. Hay muchos capitanes, los más grandes, Gary, Beausejour, Claudio, Alexis, yo, Charlie, los jugadores que llevan tiempo, que han ganado cosas y han logrado todo con sudor y esfuerzo", manifestó el ex Juventus y Bayern Múnich. 

Y el "King" no se quedó con eso. "En la selección nunca ha sido de un solo capitán, es de jugadores importantes, que hablan cuando se tiene que hablar, no sólo para las cámaras. Entonces eso me deja tranquilo, sé que hay muchos jugadores que piensan diferente", cerró el oriundo de San Joaquín en torno a este tema, tratado latamente en el ambiente futbolero. 

Comentarios