La Roja

Ormazábal se nutre de los antecesores

El flamante DT de la Selección Sub 20 de Chile, quien alcanzó a dirigir dos microciclos antes de la paralización de actividades por el coronavirus, sacó conclusiones tras dialogar con tres que pasaron por la experiencia que hoy le toca.

Avatar del

Por J. Rubio O.

El 2 de febrero, Patricio Ormazábal se hizo cargo de la Selección Sub 20 de Chile.

El 2 de febrero, Patricio Ormazábal se hizo cargo de la Selección Sub 20 de Chile.

Luego de obtener 12 puntos luego de 13 partidos dirigidos en Magallanes, de donde salió el 2 de septiembre del año pasado, Patricio Ormazábal tiene otra gran oportunidad: a inicios de febrero de este año, la ANFP lo escogió como el nuevo director técnico de la Selección Sub 20 de Chile, que no tuvo conductor desde que Héctor Robles dejó su cargo después del Sudamericano 2019 de la categoría. 

En sus primeros días de trabajo, el "Pato" alcanzó a dirigir dos de los microciclos para poder apreciar en directo, desde el lunes 24 hasta el sábado 29 de febrero, a 24 de los 25 futbolistas que el ex volante de Universidad Católica consideró en su primera convocatoria. Benjamín Galdames, volante de la Unión Española, optó por acudir al llamado de México, país donde nació cuando su padre, Pablo, defendía a Cruz Azul. Pero, además de trabajo en cancha, también hubo conversaciones.

El cuerpo técnico que encabeza el ex DT del equipo Sub 19 de la UC tuvo contacto con Héctor Robles, quien fue el entrenador en los últimos dos sudamericanos para menores de 20 años, sin éxito en ambas ocasiones. También hubo diálogo con Hernán Caputto, quien hoy dirige a la Universidad de Chile y fue entrenador en dos sudamericanos y un Mundial Sub 17. Y con Cristian Leiva. El "Flaco" se hizo cargo de la Roja cuando los azules oficializaron al entonces seleccionador como jefe del proyecto del fútbol formativo. 

A raíz de esas experiencias, la conclusión fue más o menos unánime: para competir bien en ese tipo de torneos, se necesita un equipo muy fuerte en el plano físico, capaz de aguantar un trajín de cuatro partidos seguidos en seis días, tal como le ocurrió a Chile en el Sudamericano Sub 20 2017 de Ecuador. Por ende, ese aspecto será importante para depurar las nóminas. Y eso podría, incluso, abrir las fronteras, tal como ya lo hicieron con la convocatoria del chileno uruguayo Joaquín Avilés de la Universidad de Concepción. 

Comentarios