Internacional

Robinho hizo un repaso a su carrera en Europa

El talentoso brasileño, quien hoy tiene 36 años y milita en el fútbol de Turquía, recordó sus pasajes por el Real Madrid, el Manchester City y el AC Milan. Valoró mucho a David Beckham y a Zlatan Ibrahimovic.

Además de Real Madrid, Manchester City y AC Milan, Robinho jugó en el Guangzhou Evergrande de China, el Sivasspor de Turquía y el Atlético Mineiro de Brasil.

Además de Real Madrid, Manchester City y AC Milan, Robinho jugó en el Guangzhou Evergrande de China, el Sivasspor de Turquía y el Atlético Mineiro de Brasil.

El 28 de agosto de 2005, Robinho jugó su primer partido en el fútbol europeo. Precisamente en España, donde debutó para el Real Madrid en el triunfo como visitante frente al Cádiz. "En el primer balón que toqué, le tiré un sombrero a un defensor y comencé a regatear", comentó el talentoso jugador formado en las divisiones menores del Santos, quien hizo un repaso a su estadía en el Viejo Continente.

"Cuando ellos vinieron por mí, tenían un gran grupo de brasileños y el DT era Vanderlei Luxemburgo. ¿Para qué me iba a ir al Barcelona? Sé que algunos esperaban que ganara el Balón de Oro porque cuando Pelé habla de ti, la gente escucha e hicieron esa comparación. Pero no hay otro como él, ahora ni nunca", contó a Marca el hábil futbolista, quien hoy tiene 36 años y milita en el Istanbul Basaksehir de Turquía. 

"Me faltaba madurez y capacidad de parar y pensar con la mente clara. Sólo la experiencia y la edad pueden brindarte esto", reconoció el formado en las divisiones menores de Santos, justamente el equipo donde "O Rei" se hizo famoso. Su época "merengue" terminó a mediados de 2008, cuando fue traspasado al Manchester City de Inglaterra. "Lo único que me deja un poco triste es no haber podido ganar un título allí", admitió Robson da Souza, quien agregó que "los ingleses (Joe Hart, Micah Richards y Shaun Wright Phillips) salían más, pero a los brasileños siempre los pillaban".

Y a propósito de nacidos en Inglaterra, Robinho reconoció que hizo muy buenas migas con David Beckham. "Él era parte del grupo de los brasileños. De hecho, los españoles estaban celosos porque hablaba más portugués que castellano". También reveló su cercanía con el sueco Zlatan Ibrahimovic, a quien conoció en el AC Milan de Italia. 

"Siempre me decía que él convenció a los dirigentes de llevarme. Es arrogante, pero en el buen sentido. Es sólo confianza. Para mí, es todo lo que un delantero debería ser: un goleador y un showman", dijo el nacido en Sao Vicente, quien jugó 100 partidos con la Selección de Brasil y marcó 28 goles. 

Comentarios