Internacional

Los locales sienten el efecto de jugar a puerta cerrada

En la Bundesliga, el protocolo permite 239 asistentes como máximo en cada estadio. Desde que volvió la competencia, sólo hubo tres victorias del anfitrión en 18 juegos. 

Avatar del

Por J. Rubio O.

El Bayern Múnich, puntero de la Bundesliga, es uno de los tres locales que pudo ganar en el retorno de la competencia. ¿Los otros? Borussia Dortmund y Hertha Berlín.

El Bayern Múnich, puntero de la Bundesliga, es uno de los tres locales que pudo ganar en el retorno de la competencia. ¿Los otros? Borussia Dortmund y Hertha Berlín.

Desde el 16 de mayo, el fútbol alemán volvió a la competencia. La Bundesliga aplicó un protocolo sanitario que, entre otras cosas, impide que haya más de 239 personas en cada estadio mientras se juega un partido. Eso provoca, evidentemente, que los juegos estén siempre a puertas cerradas. Y eso ha redundado en los equipos que han sido locales.

De hecho, desde que la máxima categoría del fútbol de Alemania regresó a la actividad en medio del coronavirus, sólo tres equipos consiguieron ganar en casa. El Bayern Múnich, Borussia Dortmund y el Hertha Berlín, que derrotó al Hoffenheim en un partido marcado por el incumplimiento de las medidas de resguardo. 

¿Y el resto de los encuentros? 11 victorias de los elencos visitantes y cuatro empates. ¿Tendrá algo que ver los recintos sin hinchadas? Al menos no para Lucien Favre, el DT suizo del Dortmund, sublíder del certamen. "Jugar sin público no es nada bueno, aunque con el estadio vacío, me escuchan y entienden más", afirmó el helvético.

"Echaremos de menos a la gente en el clásico, pero lo importante está en adaptarse a eso", sostuvo Hansi Flick, quien tomó las riendas del Bayern Múnich tras la destitución de Niko Kovac. Este martes 26 de mayo, el Dortmund recibe al Gigante Bávaro desde las 14.30 horas en un Signal Iduna Park que no tendrá la estruendosa fanaticada que acostumbra, pero que albergará un decisivo juego de esta temporada. 

Comentarios