Internacional

La emergente estrella del Chelsea que pudo arribar a la UC

Tras ser desechado por varios clubes europeos, Christian Pulisic estuvo cerca de venir a Chile y probar suerte en Universidad Católica. 

Pulisic en el Borussia  Dortmund

Pulisic en el Borussia Dortmund

Chelsea rescató un importante empate 1-1 ante Real Madrid en la ida de las semifinales de la Champions. La apertura de la cuenta en el Estadio Alfredo Di Stéfano fue obra de Christian Pulisic.

El joven estadounidense de 22 años, una de las figuras del conjunto inglés y del certamen continental, tiene una particular historia y pudo llegar al fútbol chileno, más precisamente a Universidad Católica.

Así lo cuenta Jorge Alvial, chileno y quien descubrió al nacido en Hershey (Pensilvania). "Cuando yo jugué en Washington Stars, vino un jugador a prueba. Era Mark, el papá de Pulisic. Se probó, era delantero y yo era el arquero. Justo chocamos en la prueba y con tanta mala suerte que se cortó los ligamentos. A los años después me llama. Sinceramente, yo no me acordaba mucho de él. Me dice ‘soy Mark Pulisic’’… Y me recordó el incidente. Yo le dije que me perdonara y me contestó: ‘Al contrario, eso me hizo muy bien, me hizo superarme mucho más’. Y continuó: ‘Te llamo porque tengo un hijo y yo, al menos, lo encuentro muy bueno’. Ya pues, le dije, yo lo voy a ver", comenzó relatando Alvial, quien en ese momento trabajaba para el Chelsea. 

"Lo voy a ver y, sinceramente, me encantó. A los cinco minutos ya me había sorprendido… Un chico americano con esas mañas, con esa habilidad, con ese dribbling, con esa velocidad… me pareció ver a un Caszely cuando era chico. Tenía unas mañas sudamericanas impresionantes. Me llamó mucho la atención su inteligencia, su personalidad. Me encantó cuando lo vi, debe haber tenido 12 o 13 años. Jugaba de enganche, un tipo de delantero mentiroso que venía desde atrás", agregó el chileno, quien también descubrió a Alphonso Davies, jugador del Bayen Munich. 

Alvial cuanta que llamó a su jefe de "The Blues" y gestionó una prueba en Londres. A pesar de todas sus condiciones, Pulisic no quedó, principalmente porque no tenía pasaporte europeo. 

"Después de lo de Chelsea se fue a Villarreal y tampoco quedó. Ahí yo no fui, porque estaba trabajando. Luego de eso se fue al PSV Eindhoven de Holanda, a otra prueba que, de alguna manera, también se la manejé yo. Justo ahí había una persona del Borussia Dörtmund que estaba viendo a los chicos y le encantó este americano. El papá me llamó y yo le dije que era una excelente idea que se fuera para allá. Porque la próxima parada, si no quedaba en PSV, yo lo iba a traer a probarse a Universidad Católica y a River Plate de Argentina", contó el veedor. 

Sobre la eventual prueba y arribo a la UC, manifestó: "Si usted me pregunta si pudo llegar a la UC, claro que pudo estar. Yo ya había hablado con el papá y me dijo que probáramos todos los equipos en Europa que podamos. Yo lo ayudé de amigo, sinceramente, porque ya no había quedado en Chelsea. Ocupé las conexiones que tenía. Fue algo muy rápido, no recuerdo si alcancé a llamar a alguien de la Católica, pero ya habíamos decidido con el padre que si no quedaba en PSV nos veníamos a Sudamérica. Pero apareció el Dortmund, se fueron con el papá a Alemania y allá empezó a crecer como jugador. Yo siempre sigo en contacto con ellos. Después, cuando comenzó a destacar fue llamado a la Sub 15 de Estados Unidos y así hasta el resto de las categorías de esa selección".

Luego de cuatro temporadas en el primer equipo del conjunto alemán, Chelsea, equipo que lo había desechado, adquirió su pase en una cifra millonaria. "Pasaron los años y Chelsea lo compró en 77 millones de dólares. Yo ya no trabajaba para el club en ese tiempo, pero esto habla de lo grande que fue el club inglés. Cuando los dirigentes hicieron el fichaje me llamaron por teléfono para felicitarme por haber llevado al chico años atrás", cerró Alvial.

Comentarios