Internacional

Exdirectivo dice que puede probar la corrupción

La crisis al interior del equipo culé sigue. El recientemente renunciado vicepresidente insiste en sus acusaciones.

El equipo de Arturo Vidal enfrenta una crisis directiva.

El equipo de Arturo Vidal enfrenta una crisis directiva.

La crisis al interior del Barcelona está desatada y parece lejos de terminarse. Seis altos directivos han renunciado durante las últimas semanas, siendo la salida más bullada la de Emili Rousaud, otrora mano derecha del presidente Josep Maria Bartomeu. Tras su marcha  de la institución, el ex número dos de la entidad catalana aseguró que existe corrupción al interior del club, y una serie de otras irregularidades administrativas y de gestión.

Y pese a que la institución negó las acusaciones y anunció acciones legales en contra del exintegrante de su junta directiva, éste insistió en sus conceptos. "La existencia de corrupción en el seno del club es patente. Lo que digo es absolutamente cierto, demostrable y fundamentado", aseguró, en declaraciones que reproduce el diario de Barcelona, La Vanguardia.

"La existencia de corrupción queda demostrada en el hecho ya demostrado que hayan desmenuzado contratos entre compañías vinculadas (una radicada en un paraíso fiscal que vulnera la ley de prevención de blanqueo de capitales) a fin de evitar los controles internos, las aprobaciones por parte del Comité de Adjudicaciones (que vela por la compra a precios de mercado) y de la Junta Directiva", añade Rousaud.

Finalmente, aseguró que las querellas anunciadas por la institución donde milita Arturo Vidal "no tienen fundamento", y sentenció: "Puse en conocimiento del Club estas irregularidades, pero desgraciadamente han sido la causa de mi dimisión. Sin embargo, no se puede menospreciar que es una obligación moral pero también legal denunciar públicamente unas actuaciones irregulares que pueden ser constitutivas de delito".

Comentarios