Internacional

La poca continuidad en la Fiorentina no perjudica a Erick Pulgar y dos clubes lo buscan

Desde la llegada de Cesare Prandelli a la escuadra toscana, el antofagastino perdió lugar, pero sigue atrayendo el interés en Italia y España. ¡Acá los detalles!

Erick Pulgar (Chile | 27 años) suma una asistencia en la temporada para la Fiorentina.

Erick Pulgar (Chile | 27 años) suma una asistencia en la temporada para la Fiorentina.

Desde que Cesare Prandelli se hizo cargo de la dirección técnica de la Fiorentina, el 9 de noviembre del año pasado, Erick Pulgar ha perdido algo de terreno en ese rol indiscutido en el cuadro toscano que gozó mientras Beppe Iachini era el entrenador. Pese a la idea inicial que tenía el ex seleccionador de Italia, el mediocampista de la Selección Chilena dejó de ser una pieza inamovible en Florencia, en gran parte porque el coronavirus lo sacó de gran parte de la pretemporada y le costó retomar el nivel físico. 


De los 14 partidos que lleva dirigido el experimentado adiestrador, el antofagastino sólo disputó la totalidad de los minutos en cuatro de ellos. De hecho, el ex Bologna aparece como el 13° tercer jugador que más minutos suma en la Serie A, que por el momento tiene a la Fiore en el 12° lugar con 21 unidades. Y eso poco importa, pues el mediocentro de 27 años sigue con un cartel atractivo para otras instituciones.

Una de ellas es el Cagliari de Italia, según reportó Gianluca di Marzio. Y otra escuadra que sueña con Pulgar es el Valencia de España, que se ubica en el 14° puesto de La Liga. De hecho, según el periodista, el cuadro che hizo una oferta por un préstamo con obligación de compra que rondaba los 12 millones de euros. Pero fue rechazada por la directiva de los violetas, que estiman que no es tan fácil encontrar un sustituto del ex UC, aunque no sea un titular sin discusión para Prandelli. 

¿Qué ocurrirá? Por ahora, el equipo donde milita Erick Pulgar debe preparar detalles para enfrentar al Torino este viernes 29 de enero para comenzar a levantar el vuelo y acceder a la pelea por puestos en competencias europeas, que por ahora se ven algo lejanos. 

Comentarios