Internacional

El gran aprendizaje de Claudio Bravo en el Betis

Según el histórico portero nacido en Viluco, su estadía en los verdiblancos le ha permitido conocerse más desde el aspecto físico. ¡Acá los detalles!

Claudio Bravo tuvo un gran desempeño en el empate entre el Betis y el Atlético Madrid.

Claudio Bravo tuvo un gran desempeño en el empate entre el Betis y el Atlético Madrid.

Claudio Bravo tuvo otra buena noche en el Betis. El legendario portero chileno mostró un alto nivel en la igualdad del elenco verdiblanco ante el Atlético Madrid, por ahora líder de La Liga. Aquel juego fue el 12° del arquero en el certamen, donde dejó cuatro porterías imbatidas y concedió 18 goles. 


En una conversación con Radio Marca, el bicampeón de América admitió cuál ha sido el gran aprendizaje que ha tenido en su estadía en el cuadro que dirige Manuel Pellegrini. Tiene que ver con el plano físico, pues ha padecido varias lesiones que lo han obligado a rotar en la portería con Joel Robles

"Me lesioné tres veces en un mes, que es algo que nunca me había ocurrido en toda mi carrera. El que me conoce y sabe cómo es mi día a día y cómo me tomo los entrenamientos, se da cuenta por qué a veces me pasan este tipo de cosas. Soy demasiado exigente, quiero siempre trabajar de más y es en lo que me he tenido que medir. Desde mi llegada al club he ido un poco aprendiendo a controlarme, a no hacer horas extra, a disfrutar el fútbol de otra manera", reconoció Bravo, quien llegó a Andalucía desde el Manchester City de Inglaterra. 

Pero no se quedó sólo con eso. El formado en Colo Colo contó la diferencia que nota respecto de años anteriores. "Los deseos míos son siempre de competir al máximo, aportar desde donde sea, jugando, no jugando, es la manera de ver mi trabajo. A modo de ejemplo: jugamos un partido, no me acuerdo dónde,  y volvimos a las tres de la madrugada. Al día siguiente hago una práctica normal, me acuerdo que incluso era un día de trabajo físico, pero me resiento. Había dormido cuatro o cinco horas, porque no había descansado bien, venía de jugar. Eso lo hacía siempre, pero ahora ya no. Ahora hago regenerativo, doy un par de vueltas a la cancha al trote con mis compañeros, hago estiramientos, cosa que no hacía. Después de los partidos generalmente entrenaba normal, como el jugador al que no le tocaba jugar el fin de semana y venía como si nada. Pero en este tipo de cosas me he tenido que ir conociendo un poco más, sabiendo cuándo hay que descansar o trabajar un poco más", expresó el ex golero de la Real Sociedad y el Barcelona, quien el 13 de abril cumplió 38 años.

A esa edad, el seleccionado chileno, quien fue capitán en el primer partido de Martín Lasarte al mando de La Roja, tiene un deseo entre ceja y ceja: el Mundial de Qatar 2022. "Espero que las cosas con la selección vayan de buena manera. Jugamos la clasificatoria más difícil del mundo y espero que las cosas funcionen bien. Llevo 15 años yendo con mi selección a distintos lugares del mundo", cerró Claudio Bravo. 

Comentarios