Internacional

El "detonao" presente de Guillermo Maripán en el Mónaco

El defensor surgido de las divisiones menores de la UC vive un momento goleador en el cuadro monegasco, donde pasó a tener un lugar clave luego de estar casi sin acción. Y su DT lo elogió por no echarse a morir. ¡Acá los detalles!

Guillermo Maripán celebra su cuarto gol en la Ligue 1 para el AS Mónaco junto con Djibril Sidibé, autor de la asistencia.

Guillermo Maripán celebra su cuarto gol en la Ligue 1 para el AS Mónaco junto con Djibril Sidibé, autor de la asistencia.

Guillermo Maripán terminó un mes de ensueño en el Mónaco. El defensor chileno fue clave para los monegascos en enero. Y sacó el cartel de goleador luego de sus presentaciones, pues en los últimos cinco partidos, el larguirucho defensor surgido en las divisiones menores de la Universidad Católica anotó un póquer de goles. 


El último festejo del "Memo" cimentó el triunfo de la escuadra de Niko Kovac, que confirmó la victoria gracias a un tanto del alemán Kevin Volland. Y eso llevó a que en la escuadra francesa se volviera loca con las actuaciones del zaguero de la Selección Chilena, a quien ya habían bautizado como "Bam-Bam" por su potencia en el juego aéreo, en clara alusión a Iván Zamorano. 

¿Cómo así? En la cuenta de Twitter de los rojiblancos, que marchan en el 4° lugar de la Ligue 1, pusieron a Maripán a la altura de grandes goleadores que tuvo el club, como Thierry Henry, David Trezeguet, el colombiano Radamel Falcao García o el mismísimo Kylian Mbappé, quien defendió los colores del AS Mónaco antes de pasar al París Saint-Germain. 

De hecho, el ex Alavés de España es el cuarto artillero de su equipo en la competencia, por detrás de Volland, Wissam Ben Yedder y Sofian Diop. Y con un gran nivel, dio vuelta la situación que vivía a principio de temporada, donde casi no era tenido en cuenta por el entrenador croata. Algo que cambió. Y que fue valorado por el ex adiestrador del Bayern Múnich.

 

"Es un gran profesional. No se quejaba cuando no jugaba. Siguió trabajando diariamente en los entrenamientos. Esperó su turno y respondió bien. Aprovechó su oportunidad. Le dije que no soltara la oportunidad y que siguiera trabajando así. Él organiza el juego desde atrás y habla mucho con sus socios de la defensa", manifestó Kovac, quien fue convencido por el ahora indiscutible y "detonao" Guillermo Maripán, quien dio sus sensaciones después de una nueva victoria.

Así graficó su sentir el ex cruzado. "Todos los equipos necesitan tiempo para adaptarse. Nosostros también necesitábamos orientarnos. Entendemos cada vez mejor las instrucciones que el entrenador nos pide que pongamos en práctica. Nos sentimos muy bien físicamente y eso marca la diferencia", valoró el marcador de un metro y 93 centímetros. 

 

 

Comentarios