Copa Sudamericana

Coquimbo se desmoronó en Argentina y dijo adiós al sueño

El equipo nortino puso actitud, pero cayó goleado ante Defensa y Justicia en Buenos Aires.

Avatar del

Por Fernando Contreras

Coquimbo cayó ante Defensa y Justicia y quedó eliminado en la semifinal de la Copa Sudamericana.

Coquimbo cayó ante Defensa y Justicia y quedó eliminado en la semifinal de la Copa Sudamericana.

El sueño internacional de Coquimbo Unido llegó a su fin. El elenco nortino cayó goleado 4-2 en su visita a Defensa y Justicia y dejó ir la posibilidad de jugar la final de la Copa Sudamericana.

El encuentro se inició favorable para los chilenos, que se pusieron en ventaja a los 10 minutos con un gol de Rubén Farfán. El ex Universidad de Chile capturó una pelota en el área y, a pesar de una imperfecta definición, el balón traspasó la línea de sentencia y los adelantó en el marcador.

La ilusión fue efímera, sin embargo, pues un minuto más tarde, Defensa y Justicia encontró la paridad en los pies de Franciso Pizzini, tras una buena acción de Brian Romero por la izquierda, que desarmó a la defensa coquimbana antes de asistir a su compañero.

El propio Romero se erigiría luego como la figura de la cancha, anotando tres veces para dejar a su equipo 4-1 al final del primer tiempo. El atacante se movió sin contrapeso ante la pasividad de la defensa chilena y se lució frente al arco. A pura potencia e inteligencia en el posicionamiento, marcó a los 20', 23' y 44'.

Antes del final del primer tiempo, eso sí, el equipo de Juan José Ribera buscó con ahínco un descuento y logró acercarse sobre el arco rival. Para la duda eterna quedarán las dos acciones (una supuesta mano en la entrada del área y una caída por un supuesto agarrón en una pelota parada) en las que el juez del encuentro, el colombiano Andrés Rojas, simplemente desistió de revisar siquiera en el VAR ante la protesta de todos los aurinegros.

En el segundo tiempo, el dueño de casa comenzó administrando la ventaja y manejando el ritmo, pero perdió claridad ofensiva. Coquimbo, que se ordenó con dos cambios en la última línea (Berardo y Villagrán ingresaron por Vidal y Espinoza), no desfalleció y encontró un descuento en los 62' (Lautaro Palacios), que encendió la ilusión para el tramo final.

La última media hora fue para el equipo chileno. E hizo méritos para marcar al menos un tanto más. Un cabezazo cerca de los 80 minutos, de hecho, se estrelló en el travesaño, sin embargo la suerte no estuvo del lado criollo. El desastre defensivo del primer tiempo no tuvo solución. El sueño internacional llega a su fin y la vuelta a la realidad será implacable. Y es que, ahora, el "pirata" debe enfocarse en ponerse al día en el Campeonato Nacional y en la recta final del mismo, donde su objetivo único y prioritario es salvar la categoría.

Comentarios