Copa América

Argentina rompió el maleficio y Ángel Di María propició otro Maracanazo

Gracias a un solitario gol del "Fideo", la albiceleste venció a Brasil y se coronó campeona del torneo de clubes más antiguo del mundo luego de 28 años de una sequía que parecía eterna. 

Avatar del

Por J. Rubio O.

Ángel di María celebra el gol que le dio la victoria a Argentina en la final de la Copa América.

Ángel di María celebra el gol que le dio la victoria a Argentina en la final de la Copa América.

Fue una espera que más pareció una condena. Fueron 28 años sin éxitos en la Copa América. Pero Argentina dijo basta. Y fue en el mismísimo estadio Maracaná. Gracias a un solitario tanto del tantas veces cuestionado Ángel di María, la albiceleste dejó atrás esa conquista en Ecuador 1993 y volvió a gritar campeón en el torneo de naciones más antiguo del mundo. 

La primera etapa tuvo muchos golpes. Y desde el inicio. De hecho, Fred fue amonestado en los 3' a raíz de una infracción sobre Gonzalo Montiel. El "Scratch" intentó propiciar que la salida trasandina fuera mayoritariamente por el sector de Nicolás Otamendi, quien equivocó los caminos en más de una ocasión. En los 22', llegó el primer golpe en la noche carioca. 

Un gran pase de Rodrigo de Paul se sumó a una tremenda distracción de Renan Lodi. Todo eso lo aprovechó Ángel di María, quien le sacó el rédito máximo al balón picando y finiquitó por sobre el cuerpo de Ederson Moraes y la Albiceleste volvió a anotar en una final, algo que no ocurría desde la Copa Confederaciones 2005, sin contar los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 por no ser una competencia FIFA. Ese juego ante Nigeria lo definió precisamente el "Fideo". 

Tite no quedó muy conforme con el juego de la "Canarinha" y movió una ficha en el descanso: Roberto Firmino ingresó por el amonestado Fred. Y en ese mismo contexto, el DT trasandino hizo un retoque, pues Guido Rodríguez entró por el también apercibido Leandro Paredes. En los 10' del complemento, el anfitrión del certamen se vino encima con todo y, por ende, complicó a su rival, que tuvo a De Paul en un tremendo nivel, aunque se ganó tarjeta amarilla por un tackle rugbístico sobre Neymar, quien provocó cuatro cartulinas de ese color en el juego. 

Pero el empate no llegaba. En los 75', ingresó "Gabigol" y también Emerson Royal, lateral derecho del Barcelona. Lodi y Paquetá fueron los apuntados para salir. Con una tanda de cambios por delante, Scaloni hizo tres modificaciones de un soplido cuando quedaban 12' para el final. Gabriel Barbosa estuvo cerca de llevar peligro al arco, pero Germán Pezzella hizo un cruce providencial en los 82'. 

"Gabigol" tuvo otra chance, pero Emiliano Martínez mostró otra parte de su repertorio y mandó la pelota al córner cuando tenía destino inexorable de arco. Tras carton, Messi pudo liquidar el encuentro, pero trastabilló y no pudo rematar cuando la ocasión era clarísima. Y así llegó el pitazo final del uruguayo Esteban Ostojich, quien desató el jolgorio argentino, que parecía olvidado ante la falta de logros con el seleccionado. 

Comentarios